jueves, 6 de octubre de 2011

TERESA QUIROGA


TESTAMENTO


La noche, fría y desmañada...
Una ventana entreabierta...
Palpitante el temblor en las paredes,
y  el silencio...

Sobre un mueble,
inmutable tu sonrisa. de otras horas.
La cortina, en  trémula danza
junto a la fría cama compañera,

...¿Si muero antes de despertar?...
¡Ay!...¡He aquí el innegable espanto!...
..¿Sabrás que hacer, fantasma, sin el retorno
en  la rosada luz de la mañana?

Desentierra,  sin dudar, la fiel quimera
...y entrégales el parte aquí escondido
donde grabé mi loco testamento,
que  de manos de Elipsis  irá hacia al sol:

Dejo  a  mis hijos, la equidad y la esperanza
ocultos en la umbría del  recuerdo
entre los brotes sedosos y anhelantes
de la espera sempiterna...

A mi dulce niñito azul,
el añil de la estrella que él conoce...
con la ofrenda de mi risa en el rocío
irrigando, virtuosa, la memoria.

A su madre, el eterno regocijo
de mi alma agradecida
a su vientre honrado por la vida
de ese brote delicado y adorable.

...Nada traje conmigo...
...nada quiero en el viaje de regreso..

1 comentario:

Millz M dijo...

Tierno, me ha emocionado. . .