viernes, 18 de mayo de 2012

STELLA MARIS MIGLIORINO



INMORTALIDAD

Esta noche los perros están furiosos. En el aire fresco de marzo, las fauces hambrientas, cansadas de callar entre las sombras, aúllan sinfonías jamás pensadas en esta tierra.
Los perros de las calles, de los caminos milenarios, se encuentran cara a cara con los demonios que beben la sangre de los mortales que rondan las calles dormidas desafiando a la Suerte. Sus dientes brillan, su olfato percibe el aroma de la muerte, sus ojos reflejan las sonrisas pérfidas…
Se preparan para el ataque.
La esquina está oscura. La arena quema a pesar del frío. La lucha es inminente y desde lejos llegan aullidos (coros de rituales desde otros mundos).
Un demonio da el primer golpe, la batalla comienza y se convierte en una cruzada sangrienta. Sólo un bando saldrá vencedor y se coronará inmortal.
Los ladridos, los llantos, las quejas se oyen en todo el Universo.
Las parcas forman un círculo alrededor del campo de batalla (una esquina cualquiera de una ciudad dormida cualquiera) y se regodean en el olor a sangre y derrota…
Odio ser sólo un espectador a salvo detrás de una ventana -cerrada-, pero cada noche, cuando la Luna está en lo alto, no puedo evitar ser testigo de esta lucha que los perros callejeros siempre ganan… ahuyentando a los demonios y a las parcas para continuar siendo inmortales.

1 comentario:

Caminos de la Noche dijo...

Muchas Gracias!
Stella Maris Migliorino