miércoles, 4 de marzo de 2009

JÉSSICA DE LA POTILLA MONTAÑO


LLUVIA DE NOVIEMBRE


Lluvia de noviembre. El agua borra recuerdos que tal vez sucedieron, destruye los sueños que nunca viví, rompe ventanas y desaparece reflejos que no encuentro más en mi habitación. Tus nubes ocultan la Luna y sé que esa sonrisa está lejos, muy lejos del mundo, pero mucho más lejos de mí. Eres una memoria que pronto se desvanecerá, sólo eso, dos palabritas entre millones de promesas que tú no supiste cumplir.
Esta nostalgia cae como la lluvia de noviembre. El invierno me hará compañía no sé si años o meses; sólo él me abraza, sólo él te lamenta, sólo él nos da un pésame inútil.
Mis pies secos crujen sobre las hojas amarillas, camino tras tus pasos pero no logro alcanzarte. Mientras más te amo más pronto huyes de mí, no encuentro más que distancia cada vez que intento seguirte.
Yo nunca quise perderte. Esta lluvia de noviembre es la única culpable…
Pero hoy es otro día. Por fin ha salido el sol.


Tomado de la revista digital Con voz propia

1 comentario:

Analía dijo...

Dejo en este sitio mi comentario aerca de los cuentos breves: los considero muy buenos a todos, un gusto leerlos.
Gracias Carlos por compartir estas prosas.
Un cariño
Analía