jueves, 20 de febrero de 2014

Fernanda López

Sola  Fernanda López
 
Se sabe sola, objetivamente sola. Sola de caricias. Sola de palabras. Desolada. Desconsolada.
Se siente sola, apesadumbradamente sola. Sola sin él. Sola de él. Acongojada. Desencajada.
Se encuentra sola, despiadadamente sola. Sola en la vida. Sola en la cama. Desorientada. Desesperada.
No puede estar sola. Sola sin otro. Sola con ella. Y la soledad se le presenta impoluta. Y ella tan desalineada, tan ensimismada.
No quiere estar sola. Sola de su ausencia. Sola de su compañía. Y la soledad le dispara a quemarropa. Y ella tan desarmada, tan entregada.
No acepta estar sola. Sola de sus besos. Sola de sus abrazos. Y la soledad la seduce para quedarse a solas con ella. Y ella tan cansada, tan desesperanzada.
Se niega a estar sola. Sola sin vos. Sola sin voz. Y la soledad busca subsumirla y acallarle sus deseos. Y ella tan decidida, tan fortalecida le abre la puerta y la invita a salir.

2 comentarios:

Paula Torrens dijo...

Muy bueno!! Me encantó!!

Anónimo dijo...

Imposible, poeta, expresar más cruel y tiernamente la soledad de soledades.
Un abrazo - Sonia