jueves, 23 de abril de 2020

Susana Kleiban

                                  MIS TETAS  
                                                Susana Kleiban


Sí, son protectores mamarios le digo al cajero del supermercado, cuando le entrego la caja.
 - Ya sé, se lo decía porque hoy hay oferta de dos por uno-
 ¿Qué pensas pelotudo que no me alcanza con un paquete, que tengo tan grandes las tetas que mi leche saldrá como los sifonazos que en carnaval nos daba el turro del abuelo Agustín en las tardecitas de Carapachay? El muy hijo de puta se hacía el simpático y jugaba con todos los pibes de la cuadra a la tardecita, pero a la noche el viejito bueno se convertía en un monstruo escondido atrás de la cortina de mi pieza, que me tapaba la boca y me tocaba las tetitas de siete años mientras me arañaba con esas uñas largas y miserables que hoy todavía veo con asco en algunos tipos.
 Mugriento, sapo de mierda, siento todavía cómo estiraba mi pezoncito y me decía ya me vas a agradecer, las estoy amasando para cuando seas grande y las tengas tan gordas y lindas que te den mucha plata por tocarlas.
 Y sí, gané plata con ellas, el miserable ese me voló la infancia de un plumazo, y el César a los catorce me desvirgó dándome a cambio los primeros billetes.
 Después, lo de siempre guanacos diciendo ¡Qué tetas tenés mamita! Mordiéndolas, frotando la cabeza entre ellas y vaciando sus bolsillos.
 Pero a mis tetas hoy no les importa si el Ramón se piantó y me dejó en la salita con la panza a punto de parir a la Sonia.
 A mis tetas la pendeja las tiene enamorada, de solo ver a la Sonia mis tetas se llenan de leche, de solo saber que abre la boca y se acerca para usarlas me moja todos los corpiños chorrean todas las remeras y me río y no me importa y no hay cosa más linda que sentir que se atraganta de tanta leche que tengo para ella. A ella se las entrego, a ella la dejo olerme, chuparme, morderme dormirse entre mis melones y despertarse a tomar cuantas veces quiera. Porque esta cría es lo único mío que tengo.
 -Bueno, si hay un dos por uno esperame que voy a buscar otra caja-




No hay comentarios: